Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de abril, 2012

Never knows best...

Nunca es mejor saber Saber es mejor nunca Es saber nunca mejor Mejor nunca es saber Es nunca mejor saber Saber mejor nunca es Nunca saber es mejor Mejor es saber nunca Es mejor saber nunca Nunca mejor saber es Saber nunca mejor es Mejor saber nunca es Nunca es saber mejor Saber nunca es mejor Es nunca saber mejor Mejor nunca saber es Es mejor nunca saber Nunca saber mejor es Saber es nunca mejor Mejor es nunca saber Nunca mejor es saber Es saber mejor nunca Saber mejor es nunca Mejor saber es nunca

Una canción triste para los momentos bajos

Ahora que todo es rock y que esas músicas con otros nombres y otros ritmos resuenan en estadios llenos con propagandas que tratan de venderle rock a los incautos; ahora que cualquier cosa es rock y que las juventudes actuales se pierden en un montón de acordes, siempre repetidos, fusionando estilos electrónicos, caribeños, regionales mexicanos, bailables, balcánicos, árabes, con alguna guitarra eléctrica de fondo, como pretexto, y que aseguran millones de dólares en ventas; ahora que nada es rock y que las pesadillas de la ciencia-ficción se hacen realidad, con máquinas que ocupan el puesto de los humanos en el momento de la creación, sonidos casi al azar sin nadie que se desgarre el alma en la composición; ahora que no tengo muchas ganas ni mucho talento para escribir -y probablemente tampoco para vivir-, recuerdo el concierto de Bunbury, mi segundo, del 10 de marzo y, al menos en lo que al rock se refiere, encuentro consuelo.
Aunque el Licenciado Cantinas no pintaba bien para mí (sob…